Enfermedades de las Células Sanguíneas.


La mayor parte del tiempo, la sangre funciona correctamente, sin problemas, pero a veces los trastornos o problemas sanguíneos provocan enfermedades en algunos niños y jóvenes. Las enfermedades sanguíneas que más suelen padecer los niños pueden afectar a cualquiera de los tres tipos de células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas) o a los tres a la vez. Y también hay enfermedades sanguíneas que afectan a las proteínas y a las sustancias químicas plasmáticas que participan en el proceso de coagulación. Algunas de las enfermedades y trastornos que afectan a la sangre son los siguientes:

8

Enfermedades de los glóbulos rojos

El trastorno que afecta a los glóbulos rojos más frecuente entre los niños y jóvenes es la anemia, que consiste en tener una cantidad de glóbulos rojos en la sangre inferior a la normal. La anemia va acompañada de una reducción de la cantidad de hemoglobina presente en la sangre. Los síntomas de la anemia, tales como palidez, debilidad, frecuencia cardiaca acelerada y retraso del crecimiento en lactantes y niños; se deben a que la sangre tiene una capacidad reducida para transportar oxígeno a los tejidos. Las causas de la anemia se pueden agrupar en dos categorías principales: las que obedecen a una producción insuficiente de glóbulos rojos y las que obedecen a una destrucción excesivamente rápida de glóbulos rojos. En los casos más graves de anemia crónica, así como cuando una persona pierde una gran cantidad de sangre, puede ser necesario hacerle una transfusión de glóbulos rojos o de sangre entera.

Anemia provocada por una producción insuficiente de glóbulos rojos

Existen diversos trastornos que pueden provocar una producción insuficiente de glóbulos rojos:

  • Anemia ferropénica (deficiencia de hierro).

  • Intoxicación por plomo.

  • Anemia provocada por una enfermedad crónica.

  • Anemia provocada por una enfermedad renal.

    Anemia provocada por la destrucción excesivamente rápida de glóbulos rojos

    Cuando los glóbulos rojos se destruyen más deprisa de lo normal debido a una enfermedad (este proceso se denomina hemólisis), la médula ósea intentará compensarlo aumentando la producción de glóbulos rojos. Pero, si los glóbulos rojos son destruidos más deprisa de lo que son sustituidos, la persona desarrollará anemia. Existen varias causas de la destrucción incrementada de glóbulos rojos que pueden afectar a los jóvenes:

  • Deficiencia de G6PD. La G6PD (Glucosa -6- fosfato deshidrogenasa; las siglas proceden del inglés)

  • Esferocitosis hereditaria.

  • Anemia hemolítica auto inmune.

  • Anemia falciforme.

    Enfermedades de los glóbulos blancos

    sa

  • Neutropenia

    Esta enfermedad ocurre cuando no hay suficiente cantidad de un tipo de glóbulos blancos, denominados neutrófilos, para proteger al cuerpo contra las infecciones bacterianas. Las personas sometidas a tratamientos de quimioterapia contra el cáncer pueden desarrollar neutropenia.

  • Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

    Este es un virus que ataca a ciertos tipos de glóbulos blancos: los linfocitos, cuya función consiste en luchar contra las infecciones. Este tipo de infección puede provocar el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), una enfermedad que predispone al organismo a contraer infecciones y otras enfermedades. Los bebés pueden infectarse con el virus de su madre durante el embarazo o el parto o bien a través de la lactancia, aunque las infección por VIH del feto o el recién nacido generalmente se puede prevenir con el tratamiento médico adecuado de la madre durante el embarazo y el alumbramiento. Los adolescentes y los adultos pueden contraer esta enfermedad al mantener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada o al compartir agujas contaminadas utilizadas para inyectarse droga o hacerse tatuajes.

    Leucemias. Son cánceres que afectan a las células encargadas de fabricar glóbulos blancos. Entre estos cánceres, se incluyen la leucemia mieloide aguda, la leucemia mieloide crónica, la leucemia linfocítica aguda y la leucemia linfocítica crónica. Los dos tipos de leucemia que más afectan a los niños son la leucemia linfocítica aguda y la leucemia mieloide aguda. En lo últimos 25 años, los científicos han hecho grandes avances en el tratamiento de varios tipos de leucemia infantil, sobre todo, de ciertos tipos de anemia linfocítica aguda.

    Enfermedades de las plaquetas

  • Trombocitopenia.

    Esta enfermedad consiste en tener una cantidad de plaquetas inferior a la normal, y se suele diagnosticar cuando una persona sangra o se hace moretones con más frecuencia de lo habitual. La trombocitopenia puede ocurrir cuando una persona toma determinados fármacos, desarrolla determinadas infecciones o leucemia, o cuando su organismo gasta demasiadas plaquetas. La púrpura trombocitopénica idiopática (PTI) es un trastorno que también puede darse en niños y que consiste en que el sistema inmunitario de la persona ataca y destruye sus propias plaquetas.